"

Cosas que pasan un lunes por la noche en Argentina, Buenos Aires, Capital Federal


Tengo hambre, vamos a comprar algo?
Así fue como llegamos Cami, Rod y yo a “El Rey” en calle corrientes. Comimos hasta hartarnos y nos dispusimos a volver a casa. Caminábamos por florida cuando una chica extranjera nos comienza a gritar..Bajamos a un subterráneo, había gente de todo el mundo, cerveza, idiomas extraños y nosotros sin entender nada, simplemente pasando un muy buen rato. Cuando volvimos a casa, ya era de día… habíamos bailado, comido, tomado, fumado, reído.. Sobretodo reído.. y nosotros solo íbamos a comprar y volvíamos.

"

relato relatoscortos

"

Nervios. Luego de un año finalmente estábamos ahí, dos pendejos de solo 14 años, sentados a un costado de la carpa, lejos del fogón. Los minutos pasaron rápido, hablamos puras pelotudeces, cualquier cosa menos lo que realmente queríamos decir. Infinitos nervios.
“Si me hiciera un tatuaje, sería un chuncho, justo en el corazón” es lo único que recuerdo que me dijo. Me pareció extrañamente dulce, como todo lo que él hacía.
A lo lejos sonó el silbato, “el gran silencio”… el fogón había terminado, teníamos que volver, se nos había acabado el tiempo y no habíamos dicho nada.
Nos miramos en silencio, un silencio inquieto, inexperto… “ya está, perdí mi oportunidad” Pensé…
Con sus ojitos almendrados y una cara raramente curiosa me preguntó: “Que tienes ahí?”
-“Donde?”
-“Ahí”.. Apuntó mi hombro con el dedo y yo baje la cabeza para mirar… morí de la vergüenza al imaginarme quizás que cosa tendría en el polerón, pero la verdad es que no tenía absolutamente nada. Confundida levante la vista y de golpe me topé con sus labios, los recuerdo muy bien, estaban secos y rotos, como los míos. Por unos segundos no entendí bien que estaba pasando, el corazón acelerado, la mente nublada, me temblaban las manos. Éxtasis máximo y luego… luego ya no habían nervios, luego sólo había paz.

"

relato amor